Antes del cambio el Concejo intentará regularizar edificios sin final de obra

Los 18 concejales de San Miguel de Tucumán se verán las caras en el recinto en breve. La conducción del Concejo aseguró que habrá al menos dos debates más hasta que los ediles finalicen el mandato, en octubre.

En agenda, se destacan proyectos de ordenanza de transporte y el análisis de cómo la gestión del intendente, Germán Alfaro (Partido por la Justicia Social, que en Tucumán integra Cambiemos), ejecutó los fondos del presupuesto municipal de 2018. “Quedan dos sesiones más hasta que se produzca el cambio de conformación, que asuman los nuevos concejales”, aseguró el presidente del cuerpo, el peronista Armando Cortalezzi.

Cortalezzi adelantó que se espera tratar un paquete de proyectos de transporte público, para regularizar las licencias del taxis y se aprueben los pliegos para licitar tres líneas de colectivos. También avanzará con la aprobación de un régimen para que propietarios de departamentos en edificios que no tengan final de obra, por distintas irregularidades, puedan escriturar esas unidades.

Quedan dos meses

A la actual conformación del Concejo le quedan 56 días de plazo para proponer y debatir proyectos, es decir, casi dos meses. Como asumieron el 22 de octubre de 2015, en la misma fecha este año deberán tomar juramento los nuevos ediles. Ese lapso coincidirá con el plazo de la Intendencia para remitir el proyecto de Presupuesto para 2020. Un reclamo constante de los concejales es que se cumpla con ese plazo, para poder aprobar el presupuesto antes de que inicie ése periodo.

Durante los tres años y medio de gestión de Alfaro, los concejales siempre aprobaron el presupuesto con retraso: en 2017 y 2018 se aprobó la previsión de gastos en noviembre del año vigente. Este año se aprobó en julio, aunque el proyecto se había remitido en enero: antes de la última sesión, en la que estaba previsto la suba en la tarifa del transporte, desde la Municipalidad se remitió el Presupuesto 2019, que fue aprobado sin modificaciones. A pesar de la devaluación de las últimas semanas, funcionarios de la intendencia aseguraron que -hasta ahora- los $ 8.549 millones presupuestados para este año serán suficientes para las obligaciones municipales.

En el próximo mandato Alfaro (quien fue reelecto), deberá negociar con la oposición en el Concejo: a partir de octubre, los opositores en el cuerpo vecinal sumarán 12 votos, sumando las ocho bancas de peronismo y las cuatro del bussismo. Los dos tercios de escaños le permitirán a los ediles opositores sesionar con quórum propio, oponerse a vetos en ordenanzas y hasta sancionar funcionarios.

Escrituración: edificios con irregularidades

Cortalezzi impulsa un proyecto para otorgar el certificado de final de obra a edificios con irregularidades en su construcción. La medida permitiría a los dueños de departamentos escriturar las propiedades. Funcionarios municipales recibieron la propuesta para su estudio.

Cuenta de inversión: estudiarán el informe de gastos

Los concejales analizarán la Cuenta de Inversión 2018, se trata del informe donde se registra cómo ejecutó Alfaro los $ 5.549 millones del presupuesto 2018. El año pasado, la oposición rechazó la Cuenta de Inversión 2017. Entre 2010 y 2017, la Cuenta de Inversión se aprobó de manera ficta.

Líneas de colectivos: licitarán las líneas 3, 8 y 18

La Secretaría de Gobierno de la Municipalidad remitirá en las próximas semanas el pliego de licitación de la Línea 3 al Concejo, que tiene hace más de un año los pliegos para licitar las líneas 8 y 18. Hay acuerdo entre los concejales para aprobar los tres proyectos antes de que finalicen su mandato..

Taxis: normalizarán las licencias

Cortalezzi también promueve una ordenanza para que se imponga un plazo a la regularización de licencias de taxis del Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros (Sutrappa). “La idea es que desde diciembre todas las licencias sean definitivas, no puede ser que aun haya licencias de taxis provisorias”, explicó el presidente del cuerpo.

Fuente: Lagaceta.com.ar