El Pepo reconoció que bebió «algunos sorbos» de alcohol antes de manejar su camioneta

La defensa de El Pepo informó que el cantante reconoció que «tomó algunos sorbos de alcohol» antes de manejar su camioneta el 20 de julio pasado. Minutos después protagonizó el choque en el que murieron el trompetista y el mánager de su banda.

«El Pepo reconoció que tomó algunos sorbos de alcohol pero nosotros confiamos que no sea de una magnitud significativa para que sea un hecho gravoso», explicó el abogado Walter Cormace en declaraciones televisivas.

Cormace y el abogado Miguel Ángel Pierri pidieron a la Justicia que El Pepo, o Rubén Darío Castiñeiras, siga internado en el hospital de Dolores al que fue trasladado tras el accidente porque «no está en condiciones físicas ni psicológicas» para el alta médica.

El pedido aún es evaluado por el juez de Garantías de Dolores, Cristian Gasquet.

El Pepo chocó su camioneta Honda CRV blanca en la que viajaba con varios integrantes de su banda: la corista Romina Candia, el representante Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal.

El cantante de cumbia volcó en el kilómetro 8,5 de la ruta 63, a la altura de Dolores, y tanto Carabajal y Abosaleh murieron en el acto. Candia, por su parte, ya fue dada de alta.

Diego Escoda, fiscal general de Dolores, confirmó que El Pepo iba tomando un «destornillador» (vodja y jugo de naranja) al momento del accidente, por lo que está imputado por el delito de doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas.

Cuando ocurrió el accidente, El Pepo había culpado a su mánager por el accidente al decir que el que manejaba la camioneta era Ignacio Abosaleh, pero rápidamente la fiscal del caso confirmó que el que estuvo al frente del volante había dio el cantante.

Los resultados de los estudios de alcoholemia -en el momento del siniestro no le hicieron ningún test a El Pep- y los toxicológicos se conocerán esta semana y serán clave para determinar la responsabilidad en las dos muertes.

Fuente: Ratingcero.com