“No maté a nadie”, aseguró Pasarín y pidió que dejen a su familia en paz

Sabrina Pasarín envió un mensaje ayer desde su lugar de encierro, en la seccional 1ª. Allí permanece tras la muerte de Rodrigo Carrizo, registrada en un accidente de tránsito. La joven decidió hacer pública su posición, ante las informaciones y las “diferentes hipótesis de su vida”, según dijo.

“En primer lugar, aclaro que no maté a nadie. Tuve la desgracia de participar en dos accidentes viales, en los que fallecieron dos personas. Me apena saber que dos familias perdieron seres queridos y les pido disculpas por no haber tomado las precauciones para evitar que ello suceda”, manifestó en el texto.

Y prosiguió: “soy madre y más que nunca comprendo el valor de la vida. Pero, reitero, yo no maté a nadie. En el primer caso, tenía apenas 14 años. No entiendo que quieran mostrarme como una asesina y como que mi familia quiso evitar que se investigue el accidente en el que falleció Lucía Nieto. Si bien no éramos amiga intimas, compartíamos un grupo de amigas y esa situación, al iniciar mi adolescencia, me marcó para siempre. Estuve un año en rehabilitación porque casi pierdo la pierna y debí cambiarme de escuela por la condena social que sufrí. El segundo caso fue otro lamentable accidente, en una de las esquinas más peligrosas del microcentro y las circunstancias en las que se produjo están aún en investigación”.

“Les pido que nos dejen en paz”

En otra parte del mensaje enviado a LA GACETA, Sabrina Pasarín, la joven que protagonizó dos siniestros viales mortales, afirmó que “ambos casos fueron accidentes, en los que actúo la Justicia sin ningún tipo de presión”. “Ahora me encuentro privada de libertad y sólo hablan de lo que hizo, o no, mi padre (acusado de comercialización de droga). Se ensañaron conmigo y buscan cualquier altercado familiar para montar un espectáculo”, remarcó.

“Es mi deber, como ciudadana y madre, pedir disculpas a las familias de quienes fallecieron, y así lo hago. Sólo pido que no se mezclen las cosas. Mi padre es mi padre. Lo amo más que a nadie, pero él tiene su vida y yo, la mía. Ninguno debe hacerse cargo de la vida del otro. Simplemente, les pido que nos dejen en paz, que la Justicia haga su trabajo y que no inventen ni tergiversen historias porque nuestra familia también sufre con todo lo que está pasando”, finalizó.

Fuente: Lagaceta.com.ar