Temen por la seguridad de un joven que se recupera de un balazo en la cabeza

Viven hace más de dos meses en una carpa frente al hospital Padilla, debatiéndose entre el miedo la esperanza por la recuperación de Joel Di Meglio, baleado en la frente el 27 de junio por desconocidos que le robaron la moto.

Familiares del joven recuerdan que poco antes del ataque, perpetrado en la calle Juan Posse al 2.000, había recibido una amenaza anónima, en la que describían con lujo de detalles lo que sucedería esa noche.

Joel estaba con amigos cuando aparecieron varios sujetos en un auto. Apuntaron directamente a la moto del joven y, cuando el resto del grupo salió corriendo, comenzaron a disparar. La bala que impactó en Joel entró por la frente y salió por la parte superior del cráneo.

“Poroto” entró al Padilla con diagnóstico de muerte cerebral. Pero en pocas horas eso cambió. Hoy su recuperación sorprende y alienta a sus parientes, pero también les genera fundados temores.

Miedo

Ocurre que el paciente salió de terapia intensiva y fue llevado a una sala común, en la que puede entrar cualquier persona. La familia del joven pide custodia policial ante el temor de que quienes lo atacaron vuelvan para impedir que los identifique.

Por ahora, Joel no puede hablar, solo se comunica respondiendo preguntas con gestos. Según los médicos le espera una larga fisioterapia de recuperación y una operación para reconstruirle la parte que fue alcanzada por el proyectil que casi le cuesta la vida.

Belén, hermana del chico, recuerda que tanto el como su otro hermano, Gabriel, había sido amenazados desde una cuenta de Facebook falsa, por lo que no pueden precisar quién fue el autor.

La joven agradeció las gestiones de Luis Díaz, coordinador de Seguridad en el hospital, quien les permite estar todo el tiempo al lado del herido. Pero piden custodia en la sala.

Temen que ante el incesante paso de gente, Joel reconozca a alguien y se altere, algo que podría afectar su lenta y trabajosa recuperación.

Fuente: Lagaceta.com.ar