“Toy Story 4”, el megaéxito viene acompañado de la polémica: críticas por considerarla racista

Todo comenzó con la queja de una periodista de la BBC, que incluso opina que el filme es “antifeminista”. En las redes, múltiples lecturas derriban ese punto de vista.

Woody, Buzz, Forky, Gabby Gabby, Bo Peep, Ducky y Bunny, Giggle McDimples… La unión de los encantadores personajes de Toy Story 4 logra nuevos récords cada día y el filme de Josh Cooley ya entró en la historia del cine mundial. En la Argentina, por ejemplo, la vieron 1.637.264 espectadores solamente contabilizando los primeros cuatro días en cartel, y con eso alcanzó para que la cinta se convirtiera en la segunda película más vista del año.

Todo éxito, claro, tiene sus críticas y lecturas negativas. Y esta tierna historia de juguetes ya está bajo la lupa por lo que algunos consideran «racismo».

 

Todo comenzó con una periodista de la BBC, considerada una importante formadora de opinión de un medio de gran alcance. La comunicadora tachó de «racista» al filme y lo señaló por su «falta de diversidad, incapacidad y anti-feminismo». El debate mundial en redes sociales no demoró. Y -más allá de los infaltables haters– se produjo un rico intercambio que invita a reflexionar.

Stella Duffy aseguró para BBC Radio 4 que la película de Disney y Pixar «no representa a las minorías y que es un tanto racista al no tener ningún personaje principal negro». Y su enojo fue más allá: declaró que Bo Peep (para muchos el gran símbolo feminista de la trama) para nada es un personaje feminista, ya que se la disfraza de poderosa, pero «tendrá su felices para siempre. Y eso no es feminismo. Es una mujer que se quita la falda para contentar a la sociedad», despotricó.